Empresas Innovadoras

Hablar de innovación en el ámbito empresarial y en la vida cotidiana se ha convertido en tendencia. Si uno busca a través de internet la palabra “innovación” en un buscador como Google, este arroja alrededor de 18.600.000 resultados,

con lo que rápidamente podemos tener una idea de qué se trata. Esto es la punta del Iceberg, en su implementación, es necesario elevarse bastante más para comenzar a hablar de una empresa innovadora. 

 

Innovación: el ADN de nuestra empresa

La innovación nace de cierta inquietud inconformista que entiende que la realidad puede ser mejor y debe ser cambiada.

Desarrollar una cultura de innovación dentro de las organizaciones es la clave. La decisión debe bajar en cascada desde la Dirección, y como una vertiente que va creciendo, esta se incorpora de a poco en toda la empresa. Por eso es fundamental abordar la temática con una mirada estratégica y con un alcance profundo, capacitando en conceptos, metodologías y herramientas de innovación, con el objetivo de instalarla en nuestra cultura.

Como asegura Joaquim Vilá, Profesor del Departamento de Dirección Estratégica y Director académico del programa enfocado del IESE (Escuela de Negocios de la Universidad de Navarra) para directivos sobre gestión de la innovación, la misma es un “un enfoque evolutivo. La construcción de una cultura innovadora arranca con una primera fase de sensibilización que persigue una predisposición favorable a la innovación dentro de la organización, sobre todo entre la dirección. Sigue una fase de credibilidad, con el objetivo de lograr los primeros resultados y mostrar que las personas de la empresa pueden obtener éxitos crecientes de creatividad e innovación. A continuación, la fase de sistematización traduce propósitos en una cartera integrada de iniciativas estratégicas de innovación en diversos ámbitos. Cada una de estas fases contribuye a un desarrollo progresivo de la cultura innovadora. El proceso concluye con una fase de consolidación en la que se revisa la forma de liderar y dirigir la innovación a varios niveles, de modo que se consoliden una serie de valores, principios y prácticas que alimenten y refuercen la innovación”.

La clave de nuestra experiencia

En Deelo Contact Center & BPO, Empresa del Grupo Evoltis, iniciamos este proceso conceptualizando y distinguiendo la innovación, creatividad e invención. Luego, en función de esto, comenzamos a identificar necesidades y oportunidades, creamos áreas de innovación orientadas hacia nuestros focos de prioridad, desarrollamos retos dentro de cada área a través de talleres y actividades con nuestros colaboradores,  se presentaron ideas que luego fueron votadas para convertirse en proyectos, y finalmente, su implementación. Para esto, hemos incorporado lo que denominamos “Plataforma de Innovación”, basada en el software Easycrit, a través del cual iniciamos el proceso de sistematización de la Innovación. 

En primera instancia convocamos a nuestros Clientes a abordar en forma conjunta el desafío de la Innovación con el objetivo de crear valor para el negocio. Luego a todos nuestros colaboradores a presentar ideas enfocadas en los 3 ejes definidos: Necesidades del Cliente, Bienestar (clima laboral) y Nuevos Productos y Servicios. Logramos incorporar a nuestra plataforma 111 ideas en el transcurso de 45 días.  

Definimos un comité de votación compuesto por representantes de diferentes áreas de la Empresa, con el cual se seleccionaron las ideas que pasaban a la siguiente etapa. Aquí conformamos los grupos creativos integrados por un especialista y referentes de distintas disciplinas relacionadas con la idea propuesta. Es decir, pasamos del proceso creativo a la invención, donde la idea se baja a un hecho concreto en función de su viabilidad en cuanto a la complejidad, el costo, y el ROI que esta debe generar para pasar a un estadío superior que es la Innovación. Esto implicó un acercamiento de toda la Empresa a la cultura innovadora Deelo. Mejoró el clima organizacional al sentirse nuestros Colaboradores protagonistas más allá de su gestión operativa. Se mejoraron los índices de productividad y eficiencia. Y logramos mayor satisfacción de nuestros Clientes al estar involucrados en este proceso.

Es fundamental que quienes lleven adelante la Innovación sean especialistas en el tema, por eso, hemos invertido en formación y plataformas para contar con herramientas profesionales para la gestión con el fin de fomentar, organizar, sistematizar y sostener la innovación en nuestra Empresa.  

El combustible de la innovación son las ideas, y dentro de nuestra empresa hay un capital intelectual que valoramos; motivando, desarrollando y haciendo participe a nuestros Clientes y Colaboradores de la ejecución de los proyectos. Marcar la diferencia

La conjunción de una visión clara, la participación de todos los actores, la definición de procesos claves y una plataforma tecnológica colaborativa hacen que la Innovación no sea un fin en sí misma, sino que permita concretar la estrategia y movilizar la organización alrededor de acciones de alto impacto.

Yanina Navarro y Ariel Arnaudo

Agradecemos a la Revista Contact Center por la Nota.

facebook

Twitter

by acls us

Sign In or Create Account